ANEXO 1: REUNIÓN DE UN GRUPO FOCAL

http://register.un75.online

Si decide organizar un grupo focal, utilice un proceso de selección claro y transparente con criterios bien definidos y justificables. La calidad de la(s) consulta(s) dependerá en gran medida de que la representación de los distintos grupos de interesados sea convincente.

Los criterios para seleccionar a los participantes podrían incluir:

  • Credibilidad
  • Competencia y conocimiento de las cuestiones de desarrollo a nivel local
  • Capacidad institucional
  • Pertenencia a una comunidad o un grupo que de otro modo quedaría marginado
  • Organizaciones integradas por miembros y enfocadas en temas económicos y sociales
  • Responsabilidad ante la comunidad o el grupo que representan
  • Equilibrio de género y generacional
  • Ubicación en zonas urbanas, rurales o remotas

Un mapeo de las partes interesadas a nivel nacional y subnacional puede ayudar a definir y equilibrar la participación dentro y a través de los grupos de partes interesadas, aclarar las dinámicas y relaciones que pueden influir en las consultas y asegurar que no se deje fuera a nadie que deba ser incluido.

Los datos para el mapeo pueden ser desglosados por género, origen étnico, residencia (entorno rural, barrio marginal o zona urbana) y sectores de actividad económica, entre otras cosas, a fin de reflejar la situación y las condiciones de vida de los grupos principales.

Se debe prestar especial atención a los agentes que normalmente no participarían, como los adolescentes, los trabajadores migrantes, las personas sin hogar, los trabajadores sexuales, etc. Habrá que demostrar cierta flexibilidad en el caso de participantes que carezcan de ciertas competencias o tengan problemas de tiempo (como sucedería si tuvieran que renunciar a una jornada de trabajo). Es posible que algunos de ellos necesiten más tiempo, quizás a solas con la persona encargada de facilitar el proceso, para desarrollar sus aportes en el seno de sus propias estructuras antes de compartirlos con la consulta más amplia. Además, hay que tener presente los riesgos relacionados con la seguridad personal de los miembros de determinados grupos marginados.

PREPARATIVOS PARA UN GRUPO FOCAL

Los siguientes elementos pueden ser útiles para elaborar un plan de consulta, e incluso para defender los principios de inclusión, equidad y rendición de cuentas.

  • ¿Habrá restricciones que impidan la participación de ciertos grupos?
  • ¿Existen diferencias entre los procesos de toma de decisiones de las distintas partes interesadas con respecto, por ejemplo, a la representación, la delegación de poderes y/o la regla de la mayoría?
  • ¿Cómo pueden adaptarse las herramientas o canales de comunicación a los valores, normas e idiomas de las partes interesadas?
  • ¿Qué mecanismos de consulta que tengan en cuenta las diferencias culturales pueden establecerse?
  • ¿Podemos aprovechar las instituciones o foros de diálogo existentes que funcionan bien, como los mecanismos nacionales o de la sociedad civil?
  • ¿Cómo podemos difundir la información sobre las consultas con suficiente antelación, para que los participantes tengan tiempo suficiente para prepararse?
  • ¿Cómo pueden comunicarse los resultados a las partes interesadas que han dedicado tiempo y esfuerzo a las consultas? (Nota: el equipo de ONU75 está desarrollando una plataforma mundial para ilustrar los resultados clave de los debates).
  • ¿De qué manera podrán las partes interesadas hacer sugerencias o comunicar sus inquietudes??

PASOS PARA TRABAJAR CON UN GRUPO FOCAL

Todos los diálogos deben basarse en una nota conceptual y términos de referencia claros. En algunos casos, es posible que haya que adaptarlos, modificando el idioma o el formato en función de los distintos públicos. Todos los participantes deben tener acceso a esta información antes de participar. En algunos casos, el facilitador podrá establecer un flujo de trabajo para que comunicarse con los participantes antes de las consultas.

Una vez decidido cuándo se realizarán las consultas, los facilitadores deberán:

  • Rellenar el formulario de inscripción de ONU75, en el que se indicará el número de identificación con el que se podrá hacer un seguimiento de los distintos diálogos.
  • Proporcionar a los participantes la agenda de las consultas y otro material de referencia.
  • Para los grupos presenciales, invitar a unas 12 personas que pertenezcan al mismo grupo de interés (por ejemplo, los jóvenes). Así usualmente habrá entre 8 y 10 participantes por grupo.
  • Documentar los datos demográficos o socioeconómicos de los asistentes, pero compartirlos únicamente con el permiso de los participantes.
  • Recopilar fotos, audio y vídeo para incluirlos en el formulario de observaciones del moderador y para difundirlos, con el consentimiento por escrito de los participantes.
Close Menu